Matando o agonizando personas. Fake News de siempre

"Les gens que vous touez
se portent assez bien".

Comúnmente en español:

“Los muertos que vos matáis,
gozan de buena salud”.

“El Mentiroso”, P. Corneille, 1644.

A José José, lo han matado o casi matado varias veces en las redes sociales, y él responde que está vivo y que se recupera, que no agoniza. Pero esta práctica de “matar” vivos no es nueva ni rara. Lo absurdo es que siempre haya personas de mente torcida que inventen estas mentiras, y suficientes ingenuos que no se informan, que las aceptan sin chistar… y las comparten sin verificación alguna.

Hace ya muchos años, se publicó en Londres que Mark Twain había fallecido, y el respondió en varias formas que: "The reports of my death have been greatly exaggerated." En español lo traducen como: “las noticias de mi muerte son algo exageradas”.

Entre los vivos que los informadores mataron, se encontró Octavio Paz, con cáncer terminal, que respondió muy triste y enojado: “al menos déjenme morir en paz”. No ha mucho, también mataron al enfermo expresidente Luis Echeverría. Y los casos sobran.

Me parece un ejemplo muy bueno y a la vez patético de la absurda credulidad de cualquier cosa amarillista que se publica en medios o redes. Las famosas “fake news” tan populares. Hay demasiadas, sí, demasiadas noticias falsas que se publican a diario, y mucha, demasiada también, gente que se las traga sin pensarlo no digamos dos veces ¡ni una!

Es importante que las personas se auto-eduquen en la riesgosa costumbre de aceptar noticias sin cuestionarlas, que se acostumbren a distinguir verdades de mentiras, como por ejemplo revisando las fuentes de donde procede la información amarillista. Sobre todo en textos de noticias extrañas, llamémoslas así, cuando no tiene ni origen ni firma, ni fuente ya no digamos confiable, sino ninguna. Y que de paso, orienten o eduquen a familiares, amigos, alumnos o “seguidores” a distinguir o al menos sospechar de esas notas sensacionalistas.

Y así distingan cuando los supuestos muertos, personalidades que dan “nota” en medios, y que siguen vivos, protesten (o no) por las falsas noticias de sus inexistentes fallecimientos… o lo que sea que falsamente les haya sucedido. Y por supuesto, de cualesquiera otras noticias sensacionalistas no provenientes de fuentes “confiables” (que también llegan a publicar falsas noticias, porque ellos mismos, profesionales de la información, ¡tampoco las confirman a veces!)

@siredingv

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.