Golondrino...

La salida del PAN de Javier Lozano Alarcón trajo a la memoria la vieja melodía de las golondrinas, también recordó la parábola del hijo pródigo y aquel popular dicho que dice "de lengua me como un taco" y además ese otro clásico refrán político que dice: "es un error vivir fuera del presupuesto".

Desde luego, al anunciar su adiós a Acción Nacional no olvidó echarle la culpa de ello a Ricardo Anaya, tampoco dejó de argumentar como causa de su "lamentable" abandono de las filas panistas, la pérdida de valores de AN.

Lo que no dijo es que su decisión la tomó, luego de que Moreno Valle "declinara" su aspiración de pelearle la candidatura presidencial del PAN y la coalición a Anaya, luego de que la esposa del exgobernador poblano renunciara a su cargo partidista, para ir -seguramente- en la próxima elección como candidata a la gubernatura de Puebla, con lo cual al senador Lozano Alarcón se le acabó la posibilidad de ser el designado para dicha posición... en otras palabras, en el PAN ya no hubo más pan para él.

¿A dónde irán las golondrinas...? ¡Las golondrinas quién sabe!, pero el senador golondrino -cual hijo pródigo- regresará a la casa de dónde salió -el PRI- sólo que ahora en la modalidad de ciudadano no partidista, para apoyar a "Pepe MID", quien, si llega a ganar la presidencia, seguramente le dará más pan.

"De lengua me como un taco". En fin, Lozano Alarcón se fue del PAN como llegó, viendo que lo sano para el él es ir al arcón en donde siempre haya pan para satisfacer sus apetitos. ¿A poco no?

@Tom_Pich

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.