Dedocracia 1

Ahora sí, el presidente Peña hizo un despistadero monumental. Despistó -es decir sacó de la pista- a dos de los priistas más anotados en los medios de comunicación, como los posibles candidatos del PRI a la presidencia de la República: Osorio Chong y Aurelio Nuño; despistó a más de un articulista, cuando declaró en una entrevista banquetera: “Andan bien despistados todos, el PRI no elige a sus candidatos por aplausos” (le faltó decir que no lo elige el PRI, sino el presidente priista y es por dedazo, no por aplausos); y seguro despistó a más de un priista, igual que a los analistas, cuando pensaron que con esa declaración el despistado sería José Antonio Meade.

Ahora, solo falta que despiste a los electores, con el cuento de que el PRI en el poder cambiará su esencia cultural corrupta, por qué Pepe Meade es un candidato ciudadano.

Como dice un editorialista, ahora habrá que prepararse para los intentos de la clase política por “darnos atole con el dedo”, como es el caso de la versión que corre de que Osorio Chong declinó la candidatura, ¡cuentos chinos! ¿A poco no?

@Tom_Pich

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.