Tres maestros de la literatura: Balzac, Dickens y Dostoievski

Stefan Zweig es reconocido por haber sido un célebre escritor y periodista austriaco (1881-1942), pero además fue un biógrafo que narró con gran amenidad, un elegante estilo literario y considero que es quien mejor adentra a los lectores en sus personajes.

Nos los presenta “de carne y hueso”, y ahí radica su genialidad: cómo pensaban y reaccionaban; cuál era su perfil psicológico; cómo actuaban ante determinados hechos históricos; sus obsesiones, virtudes, miserias y pasiones… Cada personaje es abarcado bajo la mirada aguda y omnipresente de Zweig.

Acabo de terminar de leer sus análisis antropológicos y literarios de tres luminarias de la Literatura Universal, titulado: “Tres maestros (Balzac, Dickens, Dostoievski)”, publicado por Editorial Acantilado, Barcelona, séptima reimpresión, 2018, 229 páginas.

Nos comenta cómo el novelista Honorato de Balzac (1789-1850), trabajador infatigable, elaboró una obra monumental, La Comedia Humana, un ciclo concatenado de varias novelas, cuyo objetivo es presentar una radiografía completa de la sociedad francesa del siglo XIX: el empresario rico, el codicioso prestamista, el comerciante avaro, la mesera frívola de un restaurante, el ladrón compulsivo, el vagabundo borracho, el profesional ambicioso que se endeuda, el jugador empedernido, etc.

Sus textos literarios muestran un sentido agudo de la realidad, una imaginación portentosa. Se considera como uno de los creadores de la novela psicológica, así como de la corriente realista.

Charles Dickens (1812-1870) es el escritor inglés del hogar, de la vida en familia. Sus obras más conocidas: Oliver Twist, La pequeña Dorrit, Los papeles del Club Pickwick, Nicolás Nickleby, David Copperfield y Cuentos de Navidad han traspasado las fronteras internacionales del gusto popular por generaciones enteras.

Se dice que más logró Dickens con sus novelas de denuncia social en su país  (contra los abusos laborales de los niños; con las mujeres embarazadas en sus extenuantes trabajos; los míseros salarios de los obreros ingleses y padres de familia), que cualquier otro líder político en el Parlamento o alguna fundación recaudadora de donativos para los orfelinatos, hospitales y asilos. Sus obras impregnadas de sentido humanitario, con chispazos de buen humor y amor por las personas humildes, constituyen un documento de primer orden para conocer a la Inglaterra de la época victoriana.

Fedor Mijailovich Dostoievski (1821-1881) es quizá uno de los mejores literatos de todos los tiempos. En su juventud, después de haber sido detenido por la policía debido a sus actividades revolucionarias contra el Zar de Rusia, fue condenado a nueve años de prisión. Posteriormente, salió de la cárcel, inició varios negocios y pronto se endeudó, al punto que tuvo que huir -durante cuatro años- a otros países de Europa para escapar de sus acreedores. Las penalidades que sufrió en su atormentada vida han influido en forma patente en la gran hondura psicológica e intenso dramatismo de sus novelas, como: Pobres gentes, La Casa de los Muertos, Humillados y Ofendidos, Crimen y Castigo, El Jugador, Los Hermanos Karamazov, etc. Como ningún otro autor aborda el sentido profundo de la existencia humana, la presencia del mal en este mundo, la búsqueda de la verdad y su vehemente afán de Trascendencia.

Otras biografías que han hecho célebre a Stefan Zweig son: María Antonieta (esposa del Rey de Francia, Luis XVI), Fouché (el implacable director de la policía francesa), María Estuardo (Reina de Escocia y luego de Francia), Tolstoi (otra de las grandes luminarias de la Literatura Rusa), Magallanes (el intrépido navegante que se lanzó a darle la vuelta al mundo, por vez primera), Erasmo de Rotterdam (humanista holandés quien ejerció una considerable influencia en la Europa de su tiempo), Paul Verlaine (el célebre poeta francés que enriqueció la Escuela Simbolista y la moderna lírica)...

Con el paso de los años, el legado literario de Zweig no ha hecho sino agrandar su sobresaliente figura, y considero que sus novelas y biografías continúan plenamente vigentes en nuestra época.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.