Una Semana Santa diferente

He tenido la gracia de vivir una Cuaresma muy distinta a las demás y también tuve la experiencia de ver la película de la Pasión de Mel Gibson como una oración de contemplación.

Esto ha sido una experiencia increíble que quiero con todo mi corazón compartir con ustedes para que lo intenten vivir en familia y ahora que comenzamos la Semana Santa creo que es perfecto, por eso aquí te dejo mis 5Tips para vivir una Semana Santa mucho más espiritual.

PRIMERO. Dispón el corazón para recibir.

Es bueno que estemos muy dispuestos a recibir lo que Dios nos quiere entregar.

Al igual que al ver la película, es bueno ver cada evento, cada detalle de la Semana Santa como un elemento importante para comprender por completo lo que Jesús hizo por nosotros.

Una mirada, una palabra, un enunciado, una actitud, cualquier cosa es importante y debemos estar atentos para recibirlo y así darle el sentido más trascendente que pueda tener.

La intensidad de la vivencia dependerá de la disposición que tengamos nosotros. Por esto, para unos es algo muy aburrido y para otros es algo muy llamativo y espiritual.

Con nuestros hijos nos puede pasar lo mismo. Es necesario que nosotros los motivemos y que les pidamos que estén dispuestos a recibir y aprender lo que van a vivir en la Semana Santa.

SEGUNDO. Haz oración.

Es importante no dejar la oración, y si aún no tienes el hábito, este es el momento preciso para comenzar.

Mal oración nos acerca a Dios, nos dispone a Sus cosas y nos permite ver con los ojos del alma lo que Jesús nos quiere decir.

Hay muchos tipos de oración, pero los más comunes son la oración vocal, la oración con cantos, la oración con la Biblia y la oración de contemplación.

No importa cual podamos o queramos hacer, todas nos acercan a Dios.

También podemos preparar momentos de oración en familia para ayudar a nuestros hijos a disponer el corazón y abrir los sentidos internos a la vivencia de la Semana Santa.

TERCERO. Trata de vivirla desde la mirada de alguno de los protagonistas.

Si tenemos la oportunidad de ver la película puede que nos sea más fácil, pero si no con que leamos en los evangelios el relato de la pasión y nos identifiquemos con algún personaje es más que suficiente.

Con la película es más fácil porque podemos ver y oír los mensajes de cada personaje, por ejemplo, María la Virgen, Juan, Pedro, Judas, Pilatos, Herodes o María Magdalena.

Cada uno vivió de forma diferente la Pasión de Jesús y a nosotros también nos pasa porque tenemos diferentes circunstancias.

CUARTO. Trata de aplicarlo a tu vida.

Una vez que vimos la película o leímos el evangelio, es tiempo de analizarnos y ver con que personaje nos identificamos.

Si es necesario, podemos volver a ver la película o leer el evangelio para poner más atención en ese personaje.

Después podemos identificar si hemos vivido así o si podemos aplicar lo que ellos vivieron a nuestras vidas.

De esta forma podremos vivir una Semana Santa muy diferente y muy espiritual.

Para nuestros hijos pequeños puede que la película no sea adecuada pero sí podemos leerles el evangelio y si están muy chiquitos puede ser de una Biblia para niños.

Y QUINTO. Vívela desde la misericordia

La esencia de la Semana Santa es la misericordia, es decir, el amor infinito que Jesús nos tiene y que por eso padeció una pasión muy ignominiosa y penosa hasta la muerte de cruz.

Por eso es importante que nosotros nos impregnemos de esa misericordia y vivamos esta Semana Santa desde esa misericordia.

Es bueno reconocernos pecadores y también muy amados por Jesús que nos regaló Su misericordia infinita.

Es bueno que, a nuestros hijos, desde pequeñitos, les expliquemos y los eduquemos en la misericordia, así no les costará trabajo recibirla y menos ser misericordiosos con los demás.

Ojalá que podamos vivir una Semana Santa muy diferente y muy espiritual en familia.

@TipsMama5Hijos

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.